fbpx
N E O T E M P O

Loading

El vídeo es un contenido ideal para comunicar; esto no es un dato nuevo.

Sin embargo, elegir los vídeos adecuados también permite acompañar al cliente potencial en cada etapa del proceso de compra y fidelizarlo. Al hacerlo, comprenderán mejor el alcance de tus servicios y sabrán a qué atenerse.

Pero, ¿qué tipo de vídeo debés crear? ¿Qué tipos de vídeos son los más adecuados para cada fase del ciclo de compra de tus clientes potenciales? Para responder a esta pregunta, debés conocer a la perfección el recorrido de tus clientes potenciales y compradores e identificar el contenido que buscan en cada etapa de ese recorrido.

Aquí hay 8 tipos de formatos a tener en cuenta para conseguir visitas y convertir a tus espectadores en clientes.

1. Comprender el recorrido de sus clientes y prospectos

Antes de saber qué vídeo colocar en qué etapas del ciclo de compra de tus clientes potenciales, es esencial entender el ciclo de compra. Este es el proceso por el que pasan tus clientes a a la hora de elegir a tu marca, desde la toma de conciencia de un problema, la búsqueda de productos o servicios para solucionarlo, hasta la compra final del producto elegido.

El uso del vídeo en su estrategia de marketing te ayudará a convertir clientes potenciales y a aumentar las interacciones con tu marca. Utilizando el vídeo de forma correcta, atraerás a visitantes y compradores de forma orgánica.

Si tomamos un túnel de conversión clásico, encontramos los siguientes 3 pasos principales.

1. Inicio del túnel: información

El vídeo educativo

El vídeo educativo es el primer vídeo que la gente debería ver. ¿Por qué? Porque este tipo de contenido les hace tomar conciencia de su problema, a la vez que les da las nociones básicas sobre los productos o servicios a utilizar.

La promoción no es el objetivo de este vídeo. Su función es explicar indirectamente al público lo que puede hacer para resolver un problema cotidiano o alcanzar un objetivo.

Por lo general, este vídeo ofrece algunos consejos en forma de animación, escenas o consejos escritos que se desplazan.

Muy breve, este vídeo, que suele durar menos de 2 minutos, animará al internauta a seguirte en las redes sociales o a suscribirse a tu boletín informativo para beneficiarse de tus consejos pertinentes.

El vídeo de presentación

También es posible contar con vídeos introductorios que presenten los valores y el espíritu de tu marca a tus clientes potenciales. No se trata de anuncios que inciten a comprar determinados productos o servicios. Más bien, también tienen una finalidad informativa.

Podés tener uno en tu página de inicio o en la página de inicio de tu canal de YouTube. Explicará muy rápidamente en qué consiste tu marca. Es una oportunidad para causar una buena primera impresión.

2. En medio del túnel: explicación

El vídeo explicativo

Ahora que tu cliente potencial es consciente de sus necesidades, está preparado para un vídeo explicativo.En términos concretos, en él debés explicar cómo tus soluciones le ayudarán a resolver sus problemas.

No se trata de una promoción directa, alabando las ventajas de tus productos y servicios. El objetivo es presentar una situación a la que podría enfrentarse un cliente potencial y mostrarle las soluciones que puede ofrecerle.

También podés empezar con un problema o un objetivo y recorrer las etapas de la aplicación de tu solución. Los clientes potenciales comprenderán mejor el proceso necesario para resolver sus puntos débiles.

Este tipo de vídeo humanizará a tu empresa, a la vez que divulgará sus valores. Este es el momento de enganchar al cliente potencial, no sólo a través del rendimiento de tus servicios, sino también a través de su cultura corporativa. Si transmitís valores similares a los suyos, les empujarás al final del túnel.

A diferencia del vídeo introductorio, que presenta brevemente a tu empresa, el vídeo explicativo profundizará y explicará a la gente lo que hace y por qué debería hacer negocios contigo.

El vídeo explicativo pretende ser entretenido y tranquilizador al mismo tiempo, dando información concreta y destacando la calidad del servicio de la empresa.

El vídeo del producto

También es el momento de presentar tus productos, gracias a los vídeos de productos.

Este tipo de video no se anda con rodeos: se trata de presentar un producto o servicio de forma convincente.

Describí las principales características del producto y sus ventajas para el cliente (todo ello con una estética cuidada) para ganarte la confianza de tus clientes potenciales y animarles a comprar.

Samsung, por ejemplo, es conocida por sus atractivos vídeos de productos:

Puede tener un vídeo que muestre el uso de su producto o servicio o simplemente un vídeo de las características del producto o servicio en cuestión. Esta es una gran manera de hacer que sus clientes potenciales elijan su marca en lugar de la competencia.

El formato aquí es más libre, aunque debe seguir siendo dinámico y cautivador. Evite los vídeos de más de 3-4 minutos.

3. El final del túnel: expresión de fiabilidad

El video tutorial

Al final del túnel, el cliente potencial es consciente de las soluciones que debe aplicar. Este es el momento en el que tnés que convencerles de que tu empresa es su mejor opción. A tus clientes les gusta aprender a hacer muchas cosas: el do it yourself está de moda. Así que no es de extrañar que los tutoriales sean contenidos populares en YouTube o en las redes sociales.

Si es posible, tus tutoriales deben estar directamente relacionados con el uso de tus productos: por ejemplo, es pertinente que un fabricante de herramientas haga tutoriales de carpintería o construcción. Pero nada impide ponerse original y creativo en la creación del contenido.

A través del tutorial podés explicar cómo funcionan sus productos, las diferentes formas en que se pueden utilizar y los propósitos que pueden servir.

El vídeo tutorial debe mostrar tus puntos fuertes, pero también tu valor añadido en comparación con tus competidores (sin citarlos ni denigrarlos, por supuesto).

Vídeos testimoniales

Paralelamente, las entrevistas con sus clientes y expertos tendrán un valor tranquilizador para el prospecto. El objetivo es convencerles con un discurso contundente: el testimonio del cliente les permite identificarse y ver cómo puedes ayudarles; la entrevista con un empleado les tranquiliza sobre el nivel de experiencia de tu empresa.

El orador puede responder a preguntas o hablar durante varios minutos sobre el producto o servicio. Sin embargo, la entrevista debe ser rápida y enérgica para mantener la atención del público.

El vídeo corporativo

También es el momento de profundizar en la presentación de tu empresa. Los videos corporativos pueden permitirte presentar a tu marca de una manera que muestre un poco más de lo que normalmente muestra.

El video corporativo es una especie de equivalente animado de la página «Acerca de» en tu sitio web.

El objetivo es mostrar quién está detrás de tu marca, evocar la cultura de tu empresa, el estado de ánimo de tus empleados… Presenta el backstage de tu empresa, entrevista al CEO, destaca a tu equipo… En definitiva, sé humano, y aprovechá para acercarte a un tono más desenfadado.

Este formato de vídeo puede utilizar el vídeo en directo en las redes sociales. Estos vídeos permiten a tus clientes potenciales sentirse aún más cerca de usted.

Cuidá no exagerar o, peor aún, de no hacer el ridículo, ya que esto es un arma de doble filo.

El vídeo social

Una simple publicación en las redes sociales puede darte una enorme visibilidad y compromiso.

Pero un vídeo diseñado específicamente para ser difundido en estas plataformas puede tener resultados aún más impresionantes.

No te olvides de lo esencial

Un último consejo: cada vídeo debe contener una llamada a la acción. Al principio del túnel, animá a los usuarios a seguir su estela (promové tu boletín de noticias o tus redes sociales).

En el medio, animalos a descargar contenido adicional (libro blanco, seminario web, guía, etc.) para obtener sus datos de contacto e introducirlos en tu estrategia de nutrición de clientes potenciales.

Finalmente, en el último paso, tenés que conseguir que se pongan en contacto contigo directamente, concertando una cita o apuntándose a una prueba gratuita.

Ahora tenés una idea más clara de qué videos mostrar en cada etapa del recorrido del cliente. Si buscás un autónomo para hacerlas, hablá de tus necesidades en Neo Tempo.

¿Qué estás esperando? Conocé los planes y servicios que tenemos para ofrecerte en nuestro sitio web o nuestras redes sociales, o agendá una cita para más información.

Related Post

Leave a Comment