fbpx
N E O T E M P O

Loading

Con 740 millones de usuarios empresariales, Linkedin sigue siendo una red social especialmente útil para tu marketing B2B.

Además, esta plataforma tiene mejores resultados que otras redes sociales a la hora de convertir visitantes en clientes potenciales. La página de LinkedIn de tu empresa es un lugar donde tus clientes, clientes potenciales y socios pueden ir a conocer tu empresa un poco mejor. Es un lugar donde podés atraer y conectar con todas aquellas personas que giran en torno a tu negocio.

Pero antes de llegar a eso, tenés que cuidar tu página de empresa. Para ello, seguí nuestros consejos…

1. Conseguí que tu perfil de empresa en LinkedIn sea un éxito

Aca es donde empieza todo. Si crear el perfil de tu empresa es un proceso sencillo, optimizarlo se convierte en algo crucial. El primer paso es el logotipo y la foto de portada.

La foto de portada

Esto es lo que los visitantes verán primero cuando accedan a tu página en LinkedIn.

A diferencia de otras redes sociales, en las que funciona un visual colorido o la foto de tu equipo, en Linkedin puedes ser más sobrio.

Una imagen con un fondo minimalista que promocione tus servicios o presente una oferta de trabajo es más que suficiente. Pensá en una foto de portada sencilla que no sea extravagante, pero que ilustre tu negocio de un vistazo.

Nuestro consejo

Elijas lo que elijas, tu foto de portada de LinkedIn debe ser diferente a la de tus otras redes sociales. No es el mismo público ni los mismos objetivos editoriales.

La sección «Acerca de»

No se trata de una biografía, sino de una breve descripción de tu empresa. Tu perfil de LinkedIn, especialmente la sección «Acerca de», es un lugar ideal para contar la historia de tu marca. Aca es donde debes destacar tu propuesta de valor principal, así como tus otras propuestas de valor, y explicar brevemente cómo estás logrando tu objetivo.

Enriquecelo con palabras clave específicas de tu sector e información clave sobre tus servicios.

La sección «Personas»

Esta sección contiene estadísticas sobre tus empleados: dónde viven, su formación académica y sus funciones y competencias. También se muestran sus perfiles, para que los posibles clientes potenciales puedan ponerse en contacto con ellos directamente.

El objetivo de esta sección es humanizar tu empresa, a la vez que promueve las habilidades de tu equipo.

2. El contenido de tu página de empresa en LinkedIn

En LinkedIn, producís contenido que se dirige simultáneamente a tus clientes, empleados, clientes potenciales e incluso a tus competidores. A este desafío se suma la avalancha de publicaciones en el flujo de usuarios.

55 millones de empresas están en LinkedIn. Así que tenés que producir contenidos que te hagan destacar.

Página LinkedIn

Ofrecé contenidos que fomenten la interacción

Abrí el debate formulando preguntas que generen comentarios. Publicá artículos que incluyan enlaces a tu sitio web o a tu blog, añadiendo una clara llamada a la acción.

Por ejemplo:

  • Para saber más, haga clic aquí
  • Siga el enlace para saber más
  • Descargue nuestra guía
  • Visite nuestro sitio para…

Demostrá tu influencia

Para atraer a clientes potenciales, publicá tus resultados y estudios de casos de clientes.

Considerá también la posibilidad de hacer vídeos de los eventos a los que asistís, compartiendo sus conferencias o seminarios web.

De vez en cuando, ofrecé contenido no promocional que hable de la cultura de tu empresa, para jugar con las emociones de tus seguidores.

Involucrá a tus empleados

Destacá a tus empleados en tu página de Linkedin. Esta práctica te permite destacar tu lado humano, al tiempo que aumenta el alcance de tus publicaciones.

De hecho, al utilizar los contactos de tus empleados, llegarás a más usuarios con tus contenidos en LinkedIn.

Como se ha mencionado anteriormente, el vídeo desempeña un papel crucial a la hora de retener y ganar nuevos seguidores. Desde vídeos educativos hasta anuncios publicitarios, debés centrarte en el contenido de vídeo si querés ganar tracción en LinkedIn.

Creá un calendario editorial

Por último, establecé un calendario de publicaciones para garantizar una presencia activa en Linkedin.

Sin embargo, ¡tené cuidado con los tiempos de publicación! En Linkedin, el feed de noticias se ve durante las horas de oficina. No obstante, debés probar y analizar tus datos para perfeccionar tu estrategia.

No hables solo de vos

Ponerse en valor también significa poner en valor a los demás. En el marketing de contenidos y especialmente en las redes sociales, incluso las profesionales, es importante dejar que los demás opinen.

Por cada información que compartas sobre vos (en este caso, sobre tu negocio), debés compartir contenido que no sea necesariamente sobre ti.

Compartí información sobre tu sector, destacá el perfil de tus empleados, presentá a tus socios o hablá de sus clientes satisfechos…

Esto demuestra que segís siendo un experto en tu campo de actividad y que te mantenes a la vanguardia de lo que se publica.

Compartí contenido inspirador

Es posible compartir muchos tipos de contenido en LinkedIn: vídeos, fotos, infografías, archivos… Pero, sea cual sea el contenido que quieras compartir, es muy importante diversificar tu contenido y sobre todo aportar contenido cualitativo y atractivo.

Tus imágenes deben tener una buena resolución y tus infografías deben ser legibles. El renderizado debe ser limpio y la información debe tener fuentes serias.

Gráfico sobre LinkedIn

Conclusión:

Siguiendo estos consejos, tu página de Linkedin estará lista para ganar nuevos clientes. Si LinkedIn impone más seriedad que otras redes sociales, no olvides ser vos mismo y ser fiel a la imagen de tu empresa. Lo más importante, como en muchas redes sociales, es ofrecer contenidos relevantes de forma regular.

¿Qué estás esperando? Conocé los planes y servicios que tenemos para ofrecerte en nuestro sitio web o nuestras redes sociales, o agendá una cita para más información.

Related Post

Leave a Comment